34. Eso de comer perdices…

Que no lo aparento, pero… yo ya tengo una edad… Y me doy cuenta, sobre todo, cada vez que entro en Facebook. Cada vez es mayor el número de amig@s que se casan o que tienen hijos… “Cuando alguien se casa se acabaron las amistades. Ellas están casadas y tú eres el enemigo“. Qué equivocada está Miranda… Aunque… hablando de casados… ¿No os ha pasado nunca que habéis conocido a alguien estupendo, con quien la química era increíble, pero que resultó tener pareja? ¿No? A mí tampoco. Creo… Pero una oye historias, de amigas por lo general. Y os puedo asegurar que pasa… Como dice Samamtha al “yo nunca me acostaría con un casado” de Charlotte, “¿cómo sabes que no lo has hecho? Los anillos son de quita y pon“. Así que, alerta. Pero eso es otra historia…

Otro aspecto muy guay (nótese la ironía) de estar soltera y tener amigas casadas (o con novio al menos) es el mundo de las encerronas. Me encantan (de nuevo ironía). Más que nada porque para tu encantadora pareja de amigos el chico en cuestión es estupendo para ti y hacéis muy buena pareja. ¿Tus amigos te conocen realmente? ¿O es el único amigo soltero que les queda? Físicamente, nunca es tu tipo. Que no es por ser superficial, pero es estúpido negar que es en lo primero en lo que nos fijamos, sobre todo en situaciones así. Luego os ponéis a hablar y resulta que odia a los Beatles, no le gusta el cine ni viajar, su comida favorita son las fresas y adora el reggaeton. Vamos, que no tiene nada que ver contigo y te preguntas si tus amigos te odian o si en realidad se trata de una cámara oculta. Que en ocasiones hay sorpresas, pero por lo general, este tipo de citas no suelen acabar nada bien. A veces decides que bueno, por qué no darle una oportunidad al chico, si total, tampoco está tan mal… “Era el equivalente en carne y hueso a un traje Chanel. Sabes que no es tu estilo, pero está ahí. Y te lo pruebas de todos modos“. Lo dice Carrie, así que amén.

 

Carrie y el marido de una amiga. Samantha lo bautizará como "el del pito como un pimentero"

Carrie y el marido de una amiga. Samantha lo bautizará como “el del pito como un pimentero”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s