33. Models and mortals

Vi Sexo en Nueva York en español en su momento. Cuando la grababa porque no tenía edad de verla. Ese “sexo” del título que lleva a tantos equívocos… Que la serie no es porno, joder… El caso es que, desde que en mi año Erasmus (2005-2006) la vi en versión original no ha habido marcha atrás. No puedo con el doblaje. Por eso odio tanto no dar con un enlace en condiciones en VO. Aunque reconozco que verla en español me devuelve a mis años mozos…

 

El segundo capítulo de la primera temporada comienza con una cita de Miranda en la que tiene que pasar la prueba con los amigos (y amigas) del chico. De nuevo, ¿a quién no le ha pasado? Y tengo que decir que resulta muy desagradable cuando con el tiempo acabas llevándote mejor con sus amistades que con él. Y es una putada cuando la historia se acaba y sus amigos y amigas son estupendos. Pero… c’est la vie… Volviendo a la serie, Miranda descubre que este chico sólo salía con modelos. Hasta que llegó ella… ¿No os ha pasado? ¿De verdad? ¿Ni siquiera le ha pasado a alguna amiga? ¿Cómo sentirse en ese caso? Hay dos opciones: una, sentirte una de ellas, una diva, una diosa, o dos, preguntarte qué quiere ese tío de ti. No hay más.

 

¿No es increíble que alguien tan guapo sea tan encantador?”, se pregunta Stanford unas escenas más tarde.  Desde aquí hago pública mi opinión: Cuando os preguntéis esto, ¡¡HUID antes de que sea demasiado tarde!!

 

Y, de nuevo, Mr Big… Con una modelo. “Nunca me había sentido tan invisible“, dice la pobre Carrie. Llámala Carrie, llámala Maribel, llámala Encarnita… Mr Big, la piedra grande de Carrie. Esa representación de piedras que todas (absolutamente todas) hemos tenido. Y aparece con una modelo… No hace falta que tu piedra aparezca con una modelo para que tú puedas sentirte invisible. Suele ocurrir. Lo maravilloso es cuando sucede lo contrario y tu piedra aparece con una tía más fea que el pie de otro. Y sí, está con tu piedra. Pero mira qué cara tiene. Vale, vale, de cuerpo está bien. Mejor que tú… Pero… ¡¿has visto qué cara!? (¿Se nota mucho que es lo que me pasó a mí?)

 

Pero no sólo me gusta esta serie por lo identificada que puedo llegar a sentirme (o por lo simpático que puede resultar ver a tus amigas reflejadas) en algunas tramas. También por sus frases… Podría decir que la mejor de este capítulo sería la siguiente: “Me estaba dando cuenta de que ser guapo era como tener un apartamento de renta antigua junto a Central Park: de lo más injusto y normalmente concedido a quien menos se lo merecía.” Pero vuelve a aparecer Mr Big, diciendo que “en esta ciudad hay muchísimas mujeres guapas… Pero lo cierto es que… después de un tiempo… sólo quieres estar con la que te hace reír“. Y claro. Lo dice con esos ojillos, y esa cara de cordero degollado que una se derrite. Que será un cabrón, pero ¡qué arte tiene el tío! Y me quedo con esta frase porque no soy modelo. No sé si sería lo suficientemente graciosa para Mr Big pero, tengo mi salero, ¿no?

 

Carrie y Skipper, que no, tampoco es modelo precisamente... Atentos al móvil. Qué vintage todo...

Carrie y Skipper, que no, tampoco es modelo precisamente… Atentos al móvil. Qué vintage todo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s